¿Por qué importan los Océanos?

Por Pablo Villoch, socio facilitador de Glocalminds

Imagina que un día, todos los océanos del mundo desaparecieran.

¿Cómo crees que se vería afectada tu vida cotidiana? ¿Cuántas vidas humanas se verían perjudicadas? ¿Cuántas otras especies? ¿Qué consecuencias tendría para el equilibrio de los ciclos naturales a nivel planetario?

Tras estas preguntas, es posible que te des cuenta de la vital relevancia que tienen los océanos para la vida sobre este Planeta azul que llamamos Tierra, pero bien podríamos llamar Planeta Mar. Los océanos cubren tres cuartas partes de la superficie de nuestro Planeta y representan el 99% del espacio vital del planeta en volumen. Más de 3.000 millones de personas dependen de la biodiversidad marina y costera para su sustento, como principal fuente de proteínas. Los océanos contienen casi 200.000 especies identificadas, pero las cifras reales podrían ser de millones de especies, aún desconocidas.

La temperatura, la composición química y las corrientes de los océanos movilizan los sistemas globales que permiten que la Tierra sea un lugar habitable para la humanidad. El modo en que administramos este recurso vital tiene una importancia crucial para la el futuro de la vida como la conocemos, especialmente, por su potencial para contrarrestar los efectos del cambio climático.  Los océanos tienen un importante papel en el ciclo del carbono, ya que absorbe alrededor del 30% del dióxido de carbono producido por los humanos, amortiguando los impactos del calentamiento global.

Lamentablemente, se estima que hasta un 40% del océano está ya muy afectado por la contaminación, el agotamiento de las pesquerías, la pérdida de hábitats costeros y otras actividades humanas. Se proyecta que alrededor del 30% de las poblaciones de peces del mundo está siendo sobreexplotado, alcanzando niveles que impedirían un rendimiento realmente sostenible. Se ha registrado un 26% de aumento en la acidificación de los mares desde el inicio de la revolución industrial. La contaminación de los mares, que proviene mayoritariamente de fuentes terrestres, ha llegado a niveles preocupantes: por cada kilómetro cuadrado de océano se calculan un promedio de 13.000 trozos de desechos plásticos. De mantener la tendencia actual, en el 2050, podría haber una tonelada de plástico por cada tonelada de peces.

A nivel global, el valor económico de los recursos y las actividades económicas marino-costeras se estima en 3 mil millones de dólares por año, lo que equivale alrededor del 5% del PIB mundial. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente estima que el impacto económico acumulado de las malas prácticas de gestión de los océanos asciende por lo menos a 200.000 millones de dólares al año. Si no se adoptan medidas de mitigación, el cambio climático aumentará el costo de los daños a los océanos en otros 322.000 millones de dólares anuales en 2050.

Ante ese desafiante horizonte, la Agenda 2030 acordada por Naciones Unidas establece el Objetivo de Desarrollo Sostenible ODS 14 para ordenar y proteger de manera sostenible los ecosistemas marinos y costeros de la contaminación terrestre, así como para abordar los impactos de la acidificación de los océanos.  

Por todo ello, cada 8 de junio se conmemora el Día Mundial de los Océanos, con el objetivo de recordar a todos el papel importante que tienen los océanos en la vida cotidiana. El propósito del Día es concienciar a la opinión pública sobre las consecuencias que la actividad humana tiene para los océanos y poner en marcha un movimiento mundial ciudadano a favor de los océanos. Este día quiere movilizar y unir a la población mundial entorno al objetivo de la gestión sostenible de los océanos, como fuente importante de alimentos y medicinas y una parte esencial de la biosfera. Este año 2020, la Semana Mundial de los Océanos que comenzó el 8 de junio, busca explorar las innovaciones en tecnología, infraestructura, gestión de recursos, productos de consumo, financiamiento y exploración científica, así como su impacto potencial y los recursos necesarios para transformarlas en soluciones duraderas.

El foco de este año resulta especialmente significativo en este período previo a la Decenio de las Naciones Unidas de Ciencias del Océano para el Desarrollo Sostenible, que se desarrollará durante el periodo comprendido entre el 2021 y el 2030. El Decenio buscará fortalecer la cooperación internacional para desarrollar investigación científica y tecnologías innovadoras que puedan conectar la ciencia oceánica con las necesidades y desafíos de la sociedad.

Y ahora que has leído todo esto, ¿qué vas a hacer para contribuir a la conservación de los ecosistemas marino-costeros?

Fuentes:

https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/wp-content/uploads/sites/3/2016/10/14_Spanish_Why_it_Matters.pdf

https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/wp-content/uploads/sites/3/2016/10/14_Spanish_Why_it_Matters.pdf

https://www.un.org/es/observances/oceans-day

https://unworldoceansday.org/

https://www.oceandecade.org/

Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x